Le cyclocable®

Con el fin de proponer a las ciudades una solución que responda a las marcadas tendencias actuales de respeto al medioambiente, de desarrollo de modos de transporte amable en general, y de uso de la bicicleta en particular, POMA ha desarrollado a través de su filial SKIRAIL un remonte mecánico adaptado al entorno urbano y destinado a los ciclistas: el CYCLOCABLE®.

El principio es sencillo: un taco de empuje llamado “pedal” permite al ciclista tomar apoyo con el pie al arrancar el aparato. Arrastrados por un cable, los “pedales” empujan a los ciclistas por la cuesta para que asciendan sin esfuerzo. A la llegada, los “pedales” se retraen automáticamente bajo la calzada para volver al punto de partida, dentro de una caja enterrada bajo la calzada.
El primer remonte de este tipo, el “bicycle lift”, fue inventado en 1993 por un diseñador noruego: Jarle WANVIK. Actualmente continúa en servicio en Trondheim, Noruega.

En 2008, el Grupo POMA, suscribió un acuerdo de partenariado con J. WANVIK a través de su filial SKIRAIL. La experiencia acumulada a lo largo de los 16 años de explotación del “bicycle lift”, sumada a los 73 años de experiencia de POMA en el ámbito del transporte por cable han culminado en el CYCLOCABLE®, moderno, conforme con las exigencias europeas y desarrollado a partir de tres criterios principales:

  • Seguridad: Para garantizar la máxima seguridad, el “pedal” se retrae automáticamente dentro del suelo para el caso en el que el ciclista tuviera que abandonar la instalación sin llegar al final del recorrido; esta particularidad técnica, patentada por SKIRAIL, permite eliminar cualquier riesgo de colisión con otros vehículos o peatones.  
    Por lo tanto, el CYCLOCABLE® puede ser instalado en un carril compartido para permitir ascender sin riesgo a lo largo de un vial utilizada por otros.
  • Respeto al medioambiente: El aparato funciona con electricidad. Su instalación es totalmente subterránea, a muy poca profundidad. Esta configuración permite mantener un nivel sonoro muy bajo.
  • Ahorro:Totalmente automático, este aparato funciona en régimen de auto-servicio sin personal de explotación.
     Los trabajos de realización y de integración en el emplazamiento son muy sencillos por lo que el plazo de instalación in situ es muy corto.

Estos tres criterios hacen del CYCLOCABLE® en un producto que se enmarca perfectamente dentro de las iniciativas de Desarrollo Sostenible y de eco-movilidad de las ciudades actuales.