Home

POMA Colombia celebra su quinto aniversario

A finales de 2018, POMA Colombia celebró por todo lo alto sus cinco años de historia. En solo media década, esta pequeña estructura se ha convertido en una filial potente con una aportación fundamental para el éxito de POMA en América Latina: actuar como el hub del grupo en este continente. Sólidamente implantada en su mercado, ilustra a la perfección los valores, conocimientos y experiencia de POMA.

Esta historia comienza en América Latina en la década de 1960, en los primeros dominios esquiables de los Andes, y prosigue con la realización de la línea K del Metro de Medellín en 2004, asentando los cimientos de una próspera y efectiva colaboración en Colombia.


linea K - Medellin

Fue la primera telecabina urbana del mundo integrada en una red de transporte público, y se erigió rápidamente como modelo a seguir en materia de transporte sostenible e inclusión social en numerosas metrópolis. Con el Metrocable, una ciudad entera se fue transformando poco a poco, creando vínculos entre los barrios y sus habitantes. 

Abrazando esta dinámica desde los inicios del proyecto, el equipo de POMA Colombia se implica al máximo e impulsa iniciativas sociales que permanecerán para siempre en la identidad de POMA. A día de hoy, POMA Colombia colabora con diversas organizaciones medioambientales, así como con entidades sociales y culturales.

De forma rápida y gradual, en 2008 se inauguró una segunda línea del Metrocable en Medellín y, dos años después, arrancó la explotación de una telecabina turística.

En 2013, POMA decidió instalarse en Colombia de forma duradera, con la creación de una filial que le permitiera estar más cerca de sus clientes colombianos y latinoamericanos, reforzando su presencia a nivel local. Representada por un equipo de cuatro personas, POMA Colombia se hizo ese mismo año con varios encargos para contratos de mantenimiento e inspección del Metro de Medellín.

El éxito del Metro de Medellín alcanzó cuotas aún más altas tras varias operaciones completadas satisfactoriamente, y POMA Colombia pasó a gestionar directamente las peticiones. Desde sus inicios, la empresa ha cambiado dos veces de sede: la primera en 2014 al sur de Medellín y la segunda en 2018 al norte de la ciudad, para acercarse a su principal cliente y disponer de locales más amplios y cómodos, capaces de albergar a sus 84 colaboradores.


 

Colaboradores de POMA Colombia

POMA Colombia ha superado una importante etapa: ha pasado de ser proveedor de equipos a operar como una empresa que ofrece soluciones globales, interviniendo en todas las etapas de un proyecto, desde el estudio hasta la operación y el mantenimiento, pasando por la construcción, el seguimiento de proyectos y el montaje, e incluso la fabricación de subconjuntos mecánicos junto a un socio local, como pueden ser los fustes de pilonas, ménsulas, pasarelas y ciertas estructuras de estación. 

Y esto solo es el comienzo, teniendo en cuenta el rapidísimo desarrollo del transporte por cable en LATAM.


Proximidad, competencias y reactividad: ¡POMA Colombia se ha hecho grande!

 

 

POMA Story

POMA Colombia celebró en el mes de abril las 100 000 horas de explotación de la línea K del Metro de Medellín.